Alboroque

  • Diario Digital | lunes, 10 de agosto de 2020
  • Actualizado 18:40

LUIS EMILIO PASCUAL, CAPELLÁN DE LA UCAM

Luis Emilio Pascual: “La gente necesita y busca programas como Vidas con Luz”

Vidas con Luz es un programa de Popular TV Región de Murcia que se ha ido consagrando en la cadena murciana a lo largo de estos últimos años, ya que lleva en emisión nada más y nada menos que seis temporadas. El capellán mayor de la UCAM, Luis Emilio Pascual Molina, es el presentador de esta valiente apuesta televisiva en la que a través de un simple diálogo, se busca ahondar en el interior de personas anónimas, gente de la calle, que cuentan sus experiencias de vida y que nos transmiten un mensaje positivo de esperanza a través de sus vivencias dentro de la fe.

Luis Emilio Pascual Molina, presentador de 'Vidas con Luz' | Foto: Cadena Ser
Luis Emilio Pascual Molina, presentador de 'Vidas con Luz' | Foto: Cadena Ser
Luis Emilio Pascual: “La gente necesita y busca programas como Vidas con Luz”

Define “tener luz”. ¿Se puede vivir a oscuras?
No, no se puede vivir a oscuras. Vivir a oscuras es darte golpes constantemente, es machacarte y no tener horizonte. El que va a oscuras va dando vueltas, tiene que ir tanteando y va con miedos. Y como vas andando con miedo, no pisas fuerte. Entonces, a veces, cuando estas a oscuras basta con una simple cerilla, no hace falta mucha luz. De hecho si estas a oscuras y le dan a un gran foco, te deslumbra. Por tanto, la luz no hace falta que sea fortísima, simplemente que ilumine. Un pequeña cerilla da una gran luz que significa, por ejemplo, dejar de ver un vacío negro y empezar a ver sombras. Quizás esa luz es mucho más grande que tener una potencia de 4 focos y encender un quinto. Y sin embargo hay mucha más luz en un quinto foco que en una cerilla, pero esa cerilla la has sacado del anonimato y del pensar que no hay nadie... así empiezas a ver sombras que son esas personas que te acompañan y que te hacen ver que no estas solo. 

¿De donde nace la idea de llevar a la televisión un programa cuyo eje principal es el diálogo sobre la fe con personas anónimas?
Surge de querer hacer un programa testimonial en Popular TV puesto que es una de las identidades de la cadena. Dimos vueltas a muchas cosas y como hacerlas. Un primer proyecto podría haber sido entrevistar a personajes importantes de la historia de la fe, es decir, haber hecho un personaje ficticio que nos hubiera respondido a sus propios secretos, pero nos dimos cuenta de que era extremadamente complicado. Entonces vimos que a la gente le podría gustar escuchar a gente como ellos, gente corriente de la calle y así expresar la vida interior que cada uno lleva.

¿Consideras que en la sociedad de hoy en día hay espacio televisivo para un programa con connotaciones religiosas?
Creo que sí, y además debería de existir. El gran problema viene cuando tenemos prejuicios y pensamos que la tele solo puede ser entretenimiento, pero la televisión tiene todos los ejes de entretenimiento, formación, cultura, transmisión de valores... así que ¿por qué no puede tener un lugar la religión? De hecho cuando hay programas de este tipo, sea en una televisión generalista o más o menos profesional, siempre tienen audiencia. La gente lo necesita y lo busca.

Entonces, ¿cuál crees que es el factor que diferencia a este programa del resto de la parrilla de Popular TV?
Precisamente no buscar la noticia, sino buscar la vida de la persona; una persona que no es noticia por haber hecho algo importante sino lo que Dios ha hecho en ella. En el fondo, el protagonista no es la persona, sino Dios. Por tanto, no se trata de hacer una entrevista larga… es un testimonio, un diálogo.

¿Qué te ha aportado a nivel personal el programa “Vidas con luz”?
Conocer que Dios sigue actuando en las personas. Es decir, confirmarme mucho más lo que desde la fe y desde mi propia experiencia tengo, y es que Dios actúa a través de personas que no buscan el reconocimiento y que cuando hacen lo que hacen… lo hacen porque Dios existe. Además, a través de algunos de los entrevistados que hemos traído, me han hecho darme cuenta de que la humildad y la sencillez es lo más importante.

¿Cuál ha sido el testimonio que más te ha impactado de todas las personas que han pasado por tu programa?
No podría decir uno solo, ya que hay varios testimonios, como el de una joven que estuvo en el mundo de la droga y que animaba a otros jóvenes diciéndoles que si se puede salir de ahí y que la vida tiene esperanza. O el testimonio de una madre que perdió a su hijo y que explicaba cómo lo afrontó desde la fe para superarlo.

Hay otro testimonio de un sacerdote que desde pequeño sintió una vocación y la ha vivido haciendo una misión de 50 años en África. O, también, el testimonio de una chica que está estudiando psicología ahora, que quedó ciega a los siete años por un accidente de coche en el que murió su hermano. Ella explica cómo vive su transformación desde no aceptar esa situación y revelarse hasta a vivir ahora con esperanza y teniendo presente a Dios.

¿Qué le dirías a todos aquellos que son reacios a la religión cristiana y que por tanto rechazan ver este programa?
Lo que tienen que hacer es eliminar prejuicios y miedos ante este o cualquier programa que trate sobre la religión. Los prejuicios y los miedos son siempre negativos, ya que es como si una persona no quiere iniciar una relación de amistad o amorosa con otra por las relaciones frustradas que haya podido tener anteriormente. Por tanto, le diría a esa persona que se deje abrir un nuevo horizonte y que no solo vea en una dirección. De esta forma sería capaz de ver el programa e interpretar si tiene algo que ver con su vida. Es decir, antes de hablar mira y escucha, no rechaces por principios.

De este modo, ¿consideras que los prejuicios son el principal problema por los que en la actualidad hay tan pocos programas que reflexionen sobre la vida en la fe?
Quizá los prejuicios y quizá también el miedo a un rechazo, ya que como la mayoría de medios viven de la audiencia, del share… pues parece que hay miedo a empezar un proyecto que no se sabe si va a tener éxito. En el fondo es no creer en la condición humana que necesita experiencia y vida. Creo que todos los programas testimoniales que han habido en la televisión, da igual del tipo que hayan sido, siempre han llamado la atención. La cuestión es que este tipo de programas no son espectáculo, pero eso no tiene que significar que estemos hablando de un programa malo.

¿No te has llegado a plantear el hecho de poder llevar a personalidades conocidas del mundo de la cultura, política, espectáculo…?
Sí, alguna vez, aunque no es el proyecto inicial. De hecho, alguno hemos traído, como el padre Patera, que es un franciscano que está en Algeciras recogiendo inmigrantes, y es una persona bastante conocida. También acabamos una temporada con nuestro obispo, José Manuel Lorca Planes, que es pastor de la diócesis y número uno en la fe católica. Son casos aislados dentro del anonimato con el que trabajamos.

¿A quien te gustaría tener la oportunidad de entrevistar?
Hay un caso que he explicado en mis clases. Se trata de una chica llamada Miriam Fernández, que ganó la segunda temporada de ‘Tú sí que vales’ y que canta canciones a la vida y la esperanza desde su propia experiencia de hija adoptada, ya que su madre la tuvo siendo soltera y con una enfermedad que le hizo tener una discapacidad motriz. Por tanto, una persona que a priori no iba a vivir mucho y si viviera se arrastraría, pero que ha sabido ser fuerte, andar con su andador y hacer canciones que dicen sí a la vida y a la esperanza. O incluso, Mireia Belmonte, que tiene una experiencia de superación y de fe, a pesar de que por su calendario profesional no puede vivir la fe de forma cotidiana.

¿Podemos esperar novedades en las próximas temporadas? Es decir, ¿que te gustaría incluir o que crees que sería interesante añadir al formato actual?
Estamos abiertos a cualquier iniciativa y de hecho cada año cuando termina la temporada nos planteamos si seguir en la misma línea o si debemos cambiar algo. Tenemos iniciativas y gente que nos sigue y nos aconseja sobre algunos aspectos. Todo esto lo estudiamos y seguidamente decidimos si cambiamos algo o no. De todas formas, ya hemos incorporado numerosos cambios como la posición de las pantallas o la presentación.

De cara a este año tenemos planeado incorporar contenido audiovisual en algunas de las entrevistas para que apoyen el testimonio de la persona en cuestión, pero nunca sin desvirtuar la esencia del programa.