Alboroque

  • Diario Digital | lunes, 10 de agosto de 2020
  • Actualizado 18:12

CRÓNICA

La Región se convierte en un referente nacional para los amantes del manga

El Salón del Manga de Murcia es el que más propuestas culturales por visitante ofrece de toda España  De este hecho fueron testigo todos aquellos que se acercaron al Auditorio Víctor Villegas, lugar donde se celebró el IX Salón del Manga y la Cultura Japonesa de Murcia, acudieron aproximadamente 35.000 personas, de entre ellos, el consejero de Cultura, Javier Celdrán y el alcalde de Murcia, José Ballesta.

Ticket Salón del Manga en Murcia | Foto: C'mon Murcia
Ticket Salón del Manga en Murcia | Foto: C'mon Murcia
La Región se convierte en un referente nacional para los amantes del manga
  • “Chicos, no quiero quedarme el viernes en casa… ¿vamos al centro?” propongo tumbada de cualquier manera en el estrecho sofá de nuestro piso de estudiantes".
  • “Yo he quedado” me contesta secamente, mi compañera María.

 

Miro a José con un gesto de súplica para que acepte mi propuesta, pero me rechaza con una negativa de cabeza a la vez que calienta sus manos con repetidas exhalaciones por la falta de calefacción.

  • “¿En serio, pretendéis que me quede sola?”, pregunto indignada, dramatizando la escena con una mano en el pecho.
  • “¡Vente con nosotr…!” arranca María pero la interrumpo rápidamente: -“No conozco a vuestros amigos”, le respondo desanimada.
  •  “Solamente vamos a ir María y yo”, suelta José sin despegar su mirada de la pantalla de la televisión.
  • “¿Y a dónde se supone que vais?” pregunto intrigada ya que normalmente no suelen quedar juntos al tener ambos diferentes grupos de amigos.
  • “¡Al Salón Manga de Murcia! ¡Se estrena este viernes!”, nos grita Joan desde su cuarto que se encuentra en el segundo piso.
  • “Este hombre siempre tiene la oreja puesta”,  dice María entre risas.
  • “¡No sabía que ibas!” le contesto con el mismo tono, saltando justo a tiempo y evitando que José me golpee la pierna por interrumpir su programa favorito (Empeños a lo bestia).
  • “¡Lo voy a intentar!”, finaliza cerrando la puerta de su habitación.
  • “Entonces… ¿vas a venir?”, me pregunta María una vez que han cesado sus risas provocadas por la situación.
  • “¡Claro! Pero… ¿qué hay en ese lugar?”.
  •  “Ahhhh…. Tendrás que descubrirlo por ti misma”, me responde con una sonrisa misteriosa que me deja con una pizca de curiosidad.

 

Miro a José con la intención de que me pueda adelantar algo pero está demasiado concentrado haciendo la suma del dinero que se ha llevado el señor bigotudo de la televisión por el empeño.

  • “Tendré que averiguarlo el viernes...”, pienso para mis adentros.

 

Tras dos días y tres horas, llegó el momento. Hoy, es el día del Salón del Manga. A las cinco y media de la tarde cogimos el coche y nos dirigimos al centro en busca del Auditorio y Centro de Congresos de Murcia.

Con nuestras entradas en la mano, nos hicimos un hueco entre la multitud del parking para ir directos hacia la entrada. Nos picaron los tickets y nos adentramos en una nueva dimensión.

En esos instantes comprendí por qué no quisieron decirme nada... Todo era mágicamente impresionante: el lugar estaba colorido; había personas disfrazadas de la forma más extravagante (un niño con un calcetín en la oreja, una chica ensangrentada de arriba a bajo, un adulto con una peluca rosa…); banderas; y miles de mercadillos que vendían todo tipo de merchandising.

 

Miles de banderas decoran el Salón Manga | Foto: Cristina Díaz

Caminé por los diferentes puestos cautivada por su excentricidad y peculiaridad. Puede que no entendiera algunos de ellos, pero todos me llamaba la atención. Afortunadamente, pude reconocer algunos productos como: camisetas de la serie “Sons of Anarchy”; las tabletas de chocolate de “Willy Wonka”; las cervezas y ranas  “Harry Potter”; muñecos y pósters de anime; productos transmedia; armas… Incluso, en uno de los tantos puestecillos encontré a nuestra compañera de publicidad y gran amiga mía, Marta Avilés.

Las Katanas representan fielmente el espíritu japonés del evento | Foto: Cristina Díaz

Diversidad de productos extranjeros permiten a los españoles disfrutar de desternillantes sabores | Foto: Cristina Díaz

 

Nuestra compañera Marta Avilés de publicidad, disfrutando mientras que trabaja en uno de los puestos de degustación | Foto: Cristina Díaz

También, tenían cabida en esta exposición  los escenarios para cantar las canciones de las series, los salones para jugar a videojuegos, y espacios para decorar donde los estudiantes de Bellas Artes, dibujaban, de forma improvisada,  las ideas de los visitantes en un trozo de pared. 

 

Los alumnos de artes improvisando en un mural Foto: Cristina Díaz

Como en España se dice “todos estaban en su salsa”: desde niños a adolescentes hasta los más adultos. Todos estaban disfrutando como nunca. Lo más sorprendente para mí fue la visita inesperada de Eleven y el Demogorgon (protagonista y antagonista de Stranger Things), yendo de la mano; y el encuentro con el mismísimo, Willy. Ahora entiendo por qué de pequeña no solía encontrarlo en mapas… ¡En todo momento, había estado en Murcia!

 

Eleven y el Demogorgon, increíblemente, juntos y de la mano | Foto: Cristina Díaz

 

Willy decidió hacernos una visita | Foto: Cristina Díaz

Además de ser una experiencia inolvidable y muy divertida, descubrí también los puestos de comida… ¡Madre mía, qué delicia!. El próximo año seguro que repito.

¡Nos vemos en el próximo Salón Manga 2018!