Alboroque

  • Diario Digital | miércoles, 21 de octubre de 2020
  • Actualizado 03:20

CRÍTICA DE CINE

PITCH PERFECT 3: ¿Un cameo publicitario o el final de una trilogía fílmica?

Pitch Perfect se ha convertido en la película más taquillera este mes de enero. Con una nota de un 6,3 en la página IMDB, la voz populi se ha manifestado diciendo que, por una parte, la tercera entrega contiene el mejor desenlace para finalizar esta trilogía musical, pero por otro, el resultado ha sido un final amargo debido a que las intenciones comerciales eran muy evidentes.

Portada de la nueva película "Pitch Perfect 3" con las protagonistas "Las Bellas" / Foto: U Discover Music
Portada de la nueva película "Pitch Perfect 3" con las protagonistas "Las Bellas" / Foto: U Discover Music
PITCH PERFECT 3: ¿Un cameo publicitario o el final de una trilogía fílmica?

Pitch Perfect, dirigida por Trish Sie y escrita por Kay Cannon y Mike White, hemos podido deleitarnos, una vez más,con una interpretación espectacular de este grupo cómico y extravagante formado por las protagonistas: Anna Kendrick (Beca Mitchell), Rebel Wilson (Gorda Amy), Hailee Steinfeld (Emily Junk), Brittany Snow (Chloe Beale), Ana camp (Audrey Posen), Elisabeth Banks (Gail Abernathy-MxKadden), Alexis Knapp (Stacie Conrad), Kelley Jackle (Jessica), Ester Dean (Cynthia Rose), Chrissie Fit (Flo), Hana Mae Lee (Lilly Onakurama) y como coestrella invitada, Ruby Rose (Calamity).

Esta nueva cinta muestra el resurgimiento del grupo musical, “Las Bellas”, desde su salida de la universidad al mundo laboral. Al comienzo, cuenta muy por encima la historia de cada una de ellas tras dejar los estudios enseñándonos una faceta, que al parecer, no era la esperada: Bella odia su trabajo como productora ya que no tiene libertad alguna de opinar sobre la música, debido a que está obligada por sus clientes – los cantantes –a adaptarse a su música; La gorda Amy prosigue su curso natural sin hacer nada y viviendo la vida como si fuera el último día, y saliendo a la calle para ganarse unos dólares imitando a Amy Winehouse; y Chloe Beale es una veterinaria explotada en prácticas y con el sueño de tener su propia veterinaria. Asimismo, el resto de las chicas parece que tampoco les ha ido muy bien y tienen la misma desesperación de Chloe: volver a cantar con sus amigas para aliviar el caos de su vida.

Foto: slashfilm.com

No obstante, a diferencia de las bellas más mayores, Emily interpretada por la cantante Hailee Steinfeld, aún continúa en la universidad y es la iniciadora del reencuentro que llega a salir bastante mal. A pesar de ello, las chicas deciden, por última vez, cantar en una gira organizada por el ejército estadounidense.

Foto: mtvasia.co

Paralelamente, Amy tienen su propio spin-off en el que, por primera vez, nos permite conocer parte de su pasado y la mala relación que tenía con su padre, debido a que era y sigue siendo un narcotraficante a tiempo completo. En una de las secuencias, la rubia se infiltra en el yate de su progenitor para salvar a sus compañeras que han sido raptadas por éste con el fin de que su hija le diera el dinero – 180 millones  – que su madre guardó en una cuenta bancaria de uno de los tantos paraísos fiscales del caribe.

Durante las tres entregas, las chicas han sobresalido, sobre todo, por las covers – entre esas canciones, están los hits que fueron en su momento: Toxic de Britney Spears y Wake me up de Avicci – .

Como toda película, tiene sus villanos o antagonistas, y en este caso, están interpretadas por: Ruby Rose como Calamidad; y su séquito musical que siempre acaba con “idad”.

Foto: Cosmopolitan.com

La explicación de las malas críticas por el contenido comercial se debe a la aparición de muchas estrellas hollywodenses con el fin de autopromocionarse: Hailee Steinfeld (cantante) que se incorporó en la anterior película; Ruby Rose (DJ y modelo) como la mala malísima que quiere destronar a Las Bellas en la gira, pero que al final, resulta que tiene su corazoncito; y DJ Khaled (cantante desconocido que sacó una canción con Rihanna y con el paso de los años, seguramente, se estrellará hasta caer en el olvido). Por esto mismo, la película hace que el propio espectador se replantee las verdaderas intenciones de este film.

Foto: hot97svg.com

Otro de los fracasos, ha sido la descarada salida de pantalla del personaje Jessica o como todos la conocen como “la sexual” del grupo al igual que los Treblemakers.

La estética, las localizaciones y el decorado son espectaculares. Obviamente, el foco principal y más llamativo son las canciones, muy bien interpretadas por las actrices, pero también los planos. No obstante, a veces, la repetición de estos de forma insistente en las escenas cómicas puede llegar a ser un poco tedioso.

En conclusión, es una película que merece la pena ver, con un final para llorar en el que Las Bellas se despiden de nosotros cantando Oh Freedom! hasta los créditos entre lágrimas.

Foto: elitedaily.com