Alboroque

  • Diario Digital | lunes, 10 de agosto de 2020
  • Actualizado 18:03

MARTA ESPARZA. COREÓGRAFA Y BAILARINA

“No puedo estar más de una semana sin bailar”

Desde que tiene uso de razón, Marta Esparza es una apasionada del baile, que compite con la Academia Murcia Dance Center. Marta es una de las personas que representan un género que se encuentra en plena ebullición debido a la gran masa social que arrastra y al número de personas que se lanzan a practicarlo, hablamos del baile urbano. Murcia Dance Center congrega un gran abanico de estilos de baile para que todos los murcianos puedan desarrollar su talento según el estilo que más se asemeje a ellos o que más les atraiga. De la mano de Marta ahondamos en uno de ellos, en el género urbano. El baile urbano ha sufrido una gran transformación pasando de ser un baile marginal a uno predominante en la sociedad que conlleva una filosofía de vida muy diferente a la del resto de géneros de la danza.

Marta Esparza, coreógrafa y bailarina
Marta Esparza, coreógrafa y bailarina
“No puedo estar más de una semana sin bailar”

¿Cómo surge la creación de Murcia Dance Center?
Murcia Dance Center es la academia más reconocida actualmente de la Región de Murcia en estilos urbanos. Su directora es Marhya Carsab, una antigua alumna de CAFD de la UCAM que, tras graduarse, decidió emprender su propio negocio con lo que más le apasiona: el baile. Actualmente tiene 24 años, pero con tan solo 18 se presentó al programa Fama, ¡a bailar! y logró ser uno de los concursantes durante dos semanas. Al salir del concurso aprovechó el tirón y la popularidad que le había dado aquella experiencia para comenzar a impartir clases de baile por diferentes centros de la Región hasta que ha conseguido formar el suyo propio. Muchos de sus alumnos la siguen desde sus inicios hasta a día de hoy.

Murcia Dance Center, ¿fue desde el principio un grupo de baile de competición? ¿O surgió porque os distéis cuenta de que los miembros del grupo teníais un talento especial?
Desde que abrió la academia, Marhya tenía muy claro que quería formar a un grupo más profesional y presentarlos a algunas de las competiciones que se realizan a nivel nacional. Ella imparte clases de comercial y urban dance dentro de la academia donde todo el mundo que quiera puede asistir, pero los grupos de competición son limitados. Ella selecciona a través de un casting de baile que hace en septiembre (comienzo de temporada) a los componentes del grupo según su estilo y versatilidad bailando. Hay tres grupos que se clasifican por edades: Lil Fighter son los más mayores (17-25 años), donde estoy yo, Lil Little son los medianos (13-18) y las más pequeñas son Lil Fame (10- 13).

Para los que no son entendidos en baile, ¿Cuáles son los géneros que se tratan en Murcia Dance Center?
Esta academia tiene la especialidad en géneros de bailes más de tipo urbano como Urban Dance, Comercial Dance, Dance Hall, Sexy Style, Break Dance y Popping y Looking. Pero además ofrece otros estilos de baile totalmente diferentes como clásico, flamenco, contemporáneo, salsa y bachata y formación en clase de canto e interpretación.

¿Cómo empezó tu interés por el baile?
La verdad es que desde muy pequeñita. Mi madre me apuntó a una academia que entonces había cerca de mi casa y a la que ella también iba, porque a ella también le ha apasionado el baile desde siempre, y estuve allí varios años porque me encantaba. Por aquel entonces tenía 4 años y hasta ahora no he parado quieta. Empecé bailando clásico y flamenco en esa academia, luego me apunte a clases en mi colegio de clásico, flamenco y contemporáneo, y unos años más tarde vino un profesor nuevo de baile moderno, con el que también me apunté. Conforme fue pasando el tiempo, empecé a dedicarle más horas al baile moderno que al resto de estilos y finalmente me quedé con el baile moderno como hobbie.

¿Cuál es el mayor logro conseguido por Murcia Dance Center en una competición?
En el campeonato Hip Hop Internacional que se celebra en Barcelona nos clasificamos, en nuestra categoría, con el equipo Lil Fighters para ir al campeonato final mundial, World of Dance, en Las Vegas. Al final por cuestión de dinero y de malas fechas no pudimos ir.

Mucha gente considera a la danza urbana como un género que no debería clasificarse como baile. ¿Qué les dirías a todos ellos?
Hoy en día, el género urbano es de los que más llama la atención de la gente y cada vez se están abriendo más academias que tienen actividades especializadas en el género urbano. Las épocas van avanzando y los estilos se desarrollan también conforme al interés de la gente, considero que el estilo que más está arrasando es el estilo urbano.

¿Afecta a una artista de baile el miedo escénico? ¿O es una exposición distinta que no es tan complicada de asumir?
Sí, las personas que tienen pánico escénico tienen que trabajar bastante el poder asumir cierta exposición porque sino te puedes quedar en blanco, es posible que pierdas el hilo de la música o que cometas un fallo en la sincronización de la coreografía. Al final, el artista es consciente de que tiene que ser capaz de sobreponerse a ese miedo si realmente es lo que le apasiona. Los nervios son normales e incluso buenos en cierta medida, hay que conseguir que no te traicionen y que se conviertan en esa adrenalina que te permita actuar como realmente sabes frente al público.

¿Cuánto tiempo puede llevar el aprender una coreografía diseñada para ganar en una competición de baile urbano?
Depende de ciertos factores, al final todo se resume en la complejidad de la coreografía. Un ejemplo muy posible de nuestro grupo, Murcia Dance Center, montamos la coreografía y comenzamos la preparación en noviembre y nos presentamos a la primera competición en abril. Es verdad que machacamos mucho la coreografía, a lo mejor a los dos meses ya la tenemos terminada pero los meses restantes tratamos de pulir todos los pasos para que salga bien. En una competición, se valora mucho la sincronización de todos los miembros, la complejidad de que los movimientos se realicen al mismo tiempo está en que somos muchísimas personas las que tenemos que estar acertadas.

murcia dance center
El grupo Murcia Dance Center de baile urbano actuando en el Teatro Romeo de Murcia | Foto: Murcia Dance Center

¿Qué consideras más sencillo: el baile en grupo o el baile en solitario?
En mi opinión, el baile solitario es más sencillo que en grupo puesto que no dependes de nadie más que de ti mismo para que salga bien. El baile en solitario te permite desarrollar más tu propio estilo y dejarte llevar por lo que tú sientes. En cambio, el baile en grupo te hace regirte por una serie de reglas y te obliga a estar pendiente del resto del equipo para asegurarte de que vamos acompasados en los pases de la coreo.

¿Qué aspectos se valoran más en una competición? ¿La buena ejecución, la complejidad, la sincronización de todo el grupo de baile?
En las competiciones, se valoran muchísimas cosas y ponen una puntuación distinta en cada apartado. El jurado se centra valorar por separado la espectacularidad, la ejecución, la sincronización, la complejidad e incluso se centran en el vestuario del grupo de baile.

¿Qué significa para ti el baile? ¿Una forma de expresarte? ¿Una liberación?
Ambas cosas, y muchas más que no se pueden explicar a veces con palabras. Yo creo que para gente que lo siente de verdad, y no simplemente baila por bailar, es como un estilo de vida. A día de hoy no puedo pasar más de una semana sin bailar, ya es algo que va conmigo y que me hace feliz.

Murcia Dance Center congrega un gran abanico de estilos de baile para que todos los murcianos puedan desarrollar su talento según el estilo que más se asemeje a ellos o que más les atraiga. De la mano de Marta ahondamos en uno de ellos, en el género urbano. El baile urbano ha sufrido una gran transformación pasando de ser un baile marginal a uno predominante en la sociedad que conlleva una filosofía de vida muy diferente a la del resto de géneros de la danza.