Alboroque

  • Diario Digital | miércoles, 21 de octubre de 2020
  • Actualizado 04:16

RAFAEL GARCÍA CLEMENTE-PRIET, FUNDADOR DE LA ONG AJAREM-PS

“Una imagen vale más que mil palabras, pero una sonrisa habla por sí sola”

Estas son las palabras de Rafael García Clemente-Priet, fundador de la ONG murciana Ajarem-PS. Cree firmemente en la recuperación de las personas con dependencias y adicciones. Asegura que la mayor recompensa que obtiene por su trabajo es saber que está ayudando a otras personas a vivir mejor.

Ajarem-PS
Ajarem-PS
“Una imagen vale más que mil palabras, pero una sonrisa habla por sí sola”

“Que un chico tomara drogas, que alguien se jugara el dinero hasta la ruina, que una persona no pudiera controlar el sexo o que la manía de un joven fuera el gimnasio eran, para mí, personas viciosas y de mal vivir”, confiesa Rafael García Clemente-Priet. “Fue allá por el año 1982 cuando vi en el programa de TVE ‘Buenas Noches’ de Mercedes Milá un reportaje sobre la ludopatía y fue entonces cuando me di cuenta de que esa gente verdaderamente sufría”, añade.

Rafael García Clemente-Priet es el fundador de la ONG Ajarem-PS (Puerto Solidario), una asociación murciana que ha ido creciendo hasta a día de hoy. Nació en 1989 como una organización comprometida con la afectación del juego patológico, pero fue en el año 2000 cuando adquirió el nombre de Ajarem-PS y amplió sus la asistencia a personas con una gran diversidad de adicciones. El promotor de esta ONG es profesor en psicología y cuenta además con otros estudios como enfermería, filosofía, pedagogía y técnico deportivo. “Siempre me ha gustado ayudar a la gente, quizá porque durante toda mi vida me he sentido ayudado por mi familia y amigos”, cuenta. Es por ello que toda su trayectoria profesional está altamente vinculada al contacto directo con personas.

Sin embargo, la vocación de García Clemente-Priet no siempre ha estado enfocada al compromiso con este tipo de patologías y dependencias. Cuenta que, tras ver el reportaje de un grupo de ludópatas en TVE fue cuando decidió aportar su grano de arena y ponerse en contacto con ellos. “Me fui a Madrid y entrevisté alrededor de unas 50 o 60 personas que tenían serios problemas de adicción. Venían de varias ciudades en las que no tenían donde agarrarse”, confiesa el profesor. “Iban a un grupo de autoayuda que estaba atendido por Jerónimo Sáiz Ruiz, jefe de psiquiatría del Hospital Ramón y Cajal”, continúa diciendo. “Por aquel entonces solo existía un grupo en Barcelona y otro en Bilbao pero ninguno tenía profesionales que pudieran ayudar a estas personas”, concluye. Fue entonces cuando decidió crear una asociación sin ánimo de lucro con el objetivo de ayudar a aquellos que tuvieran este tipo de problemas.

“Gracias al apoyo que recibo de mi familia he podido abrir dos centros. Uno en Murcia y otro en la Alberca, donde se encuentra el despacho principal” afirma Rafael García. “Nosotros no tenemos ingresos gubernamentales y de ningún tipo. Por eso, cuando vino la crisis no nos afectó, puesto que nosotros siempre hemos estado en crisis y nos hemos tenido que adaptar”, confiesa entre risas.  

Voluntarios de Ajarem-PS
Los voluntarios que forman Ajarem-PS son personas con una formación médica, sobre todo psicólogos, que se comprometen temporalmente en ofrecer ayudas y servicios. “Muchos de ellos acuden a la organización, aprenden un poco y luego se marchan”, comenta. “Sin embargo, son más bien los propios afectados los que se ofrecen como voluntarios”, afirma el profesor. “Si ellos disponen de dinero pagan una cuota, pero en el caso de que no puedan colaborar económicamente en la asociación yo me encargo de pasar consultas privadas y con esos ingresos mantengo los dos establecimientos que tengo en Murcia”, añade.

Una de las cosas que se le enseña a la gente es que debemos llevar una vida que nos conduzca a estar lejos de las posibilidades de recaer

Por otra parte, hablamos de la recuperación de los asistidos. El profesor García Clemente-Priet cree en la recuperación total y afirma tener gente que se ha recuperado completamente y otros que, lamentablemente, no lo han logrado. “La actitud de la persona afectada es muy importante”, afirma. Sin embargo, aclara que, “la recuperación total no significa que no se pueda recaer. Tenemos que diferenciar entre una recaída esporádica y una vuelta a la adicción”. El profesor considera que, en Ajarem-PS “una de las cosas que se le enseña a la gente es que debemos llevar una vida que nos conduzca a estar lejos de las posibilidades de recaer”.

En esta asociación, su fundador comenta con sinceridad: “El que quiere se recupera”. Añade además que, “hay casos en el alcohol y en las drogas en los que la recuperación es irreversible. En las drogas tenemos un problema y es que solamente el olfato puede hacer que se despierte la memoria amnésica, es decir, lo pasado”. Afirma que hay ocasiones en la que el dañado “no se da cuenta de que está bajo una tentación de la que debe alejarse”.

Actividades
Ajarem-PS realiza varias actividades en las que los asistidos deben participar y trabajar diariamente para conseguir su recuperación. La asociación no tiene pacientes internos ya que, como dice Rafael García: “Es un método que no tiene éxito”. El profesor ha contrastado esta opinión con clínicas de América y Canadá, en las que no se lleva a cabo esta técnica. Aunque advierte que aún hay organizaciones en España donde sí se realiza.

Algunas de las actividades que se realizan son campañas de prevención e información sobre los peligros que contraen las dependencias y los vicios; formación física y psicológica a través de la Escuela de Salud; actividades de ocio y tiempo libre; interacción social; intervención terapéutica; entre otros. Además, García Clemente-Priet comenta que coordina terapias de grupo con afectados, con quienes además pasa consultas “más didácticas que terapéuticas”, aclara.

Expansión de la ONG
Rafael García Clemente-Priet está muy involucrado en la labor solidaria que lleva a cabo y tiene algunas ideas para extenderla por la Región de Murcia. “Me gustaría ampliar Ajarem-PS, pero nos regimos por nuestros propios medios y no es fácil”, asume. “El Ayuntamiento de Lorca nos apalabró un establecimiento para instalarnos allí, pero no tenía suficientes psicólogos como para desplazarnos a Lorca” añade el profesor. “Aunque no descarto esa posibilidad, ya que cuento con la participación de dos chicos hermanos, uno de ellos estudia pedagogía y otro psicología, que si se animan podríamos abrir algún día en esa ciudad”, concluye.