Alboroque

  • Diario Digital | miércoles, 21 de octubre de 2020
  • Actualizado 04:21

DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS CUIDADORAS

¿Quién cuida a los que cuidan?

El 5 de noviembre se celebró el Día Internacional de las Personas Cuidadoras, ideado hace cuatro años por la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), con el apoyo de Lindor Ausonia. El objetivo de este día es dar valor al trabajo y esfuerzo constante de aquellas personas que se dedican a cuidar a quien los necesite, ya sean familiares o profesionales.

¿Quién cuida a los que cuidan?

El “Estudio de investigación sociosanitaria sobre cuidadores de personas mayores dependientes”, más conocido como “Estudio CuidadorES”, una investigación realizada por estas dos organizaciones, revela que en la mayoría de los casos la tarea de cuidar afecta a estas personas física y emocionalmente, dado que suelen sentir fatiga, estrés y dolores corporales, además de frustración, ansiedad, irritabilidad y depresión. Al ser un trabajo que requiere mucho esfuerzo y tiempo, la vida profesional de los cuidadores afecta a la vida personal, quitándoles tiempo libre y cambios en la vida familiar.

Uno de cada dos cuidadores de personas mayores percibe como una necesidad el apoyo y reconocimiento social, principalmente de familiares y amigos, y apoyo de profesionales como médicos y enfermeras.

Además, no suelen estar todos formados. Solo el 46,5% de lo cuidadores completó los estudios superiores. Esto es probablemente porque uno no siempre se convierte en cuidador por elección propia, por ejemplo cuando un familiar lo necesita. Casi la mitad de las personas cuidadoras lo hacen a familiares.

Es por esto que la SEGG ofrece cursos online gratuitos para el que quiera participar y formarse correctamente para esta tarea. Actualmente, en el mes de noviembre, están abiertas las inscripciones a los cursos “Atención y cuidado a las personas mayores” y “Curso para cuidadores de personas mayores dependientes”.

Por más cansador que pueda ser el trabajo, los cuidadores aprecian su labor, ya que a más del 90% le gustaría disponer de la ayuda del cuidador en caso de que llegase a ser una persona mayor dependiente, en general prefiriendo que esa persona sea próxima o un familiar.

¿Qué es la SEGG?

La SEGG (Sociedad española de Geriatría y Gerontología) actualmente es una de las sociedades europeas más numerosas y activas. Está formada por más de 2.300 socios entre los que se encuentran un gran número de médicos, sociólogos, enfermeros, trabajadores sociales, farmacéuticos, fisioterapeutas, etc. El objetivo primordial de esta entidad es velar por el bienestar de las personas mayores, de las personas que son dependientes, oponiéndose por completo a cualquier cosa que no les beneficie o que les discrimine. Esta sociedad está presente en diversas instituciones oficiales, sociales y sanitarias, manteniendo contactos constantes con los Ministerios de Sanidad y de Trabajo y Servicios Sociales para así poder facilitarles el trabajo tanto a los cuidadores como a las personas más mayores.

¿Qué hacer si necesito un cuidador?

Hoy en día ya no resulta nada complicado encontrar a alguien que, de alguna manera, nos pueda hacer la vida algo más fácil. Nuestros padres, abuelos, tíos o algún familiar o amigo se nos van haciendo mayores o incluso sufren alguna enfermedad por la cual no puede estar al 100% de su vitalidad. Para ello hay empresas privadas que te dan la solución para acompañar a esas personas que más lo necesitan en cualquier ámbito de su vida.

En Murcia, está presente la empresa Cuidum, que tiene actualmente 39 cuidadoras disponibles en la provincia. Este grupo se caracteriza por garantizar el mejor cuidado de personas mayores y dependientes, ya que hacen una rigurosa selección de sus cuidadores y se aseguran de que sean personas con experiencia, profesionales y de confianza. De esa forma, las familias en búsqueda de una solución en la asistencia domiciliaria para personas con dependencia disponen de un servicio de seguridad y calidad. También está Cuidelia en Murcia, que además de brindar asistencia domiciliaria, proporciona una personalización para cada paciente, ya que cada uno necesita cuidados específicos distintos.

Por otro lado existe la opción de la ayuda pública, en este caso la Región de Murcia ofrece la Ley de Dependencia,  que garantiza un marco estable de recursos y servicios para la atención a la dependencia.

¿Cómo se puede solicitar? Siguiendo los siguientes pasos:

1. En principio, hay que rellenar una solicitud que debe ser presentada por la persona que estima encontrarse en esta situación. Para ello puede hacerlo por ordenador desde casa o yendo al ayuntamiento de la Región.

2. Luego necesitará la documentación como el DNI, certificado de empadronamiento, declaración de la renta del último año, informe social e informe de salud.

3. Se realizará una valoración de la dependencia que será llevada a cabo por profesionales de los servicios sociales y teniendo en cuenta los informes sobre la salud de la persona y de entorno en el que vive.

4. Se procederá al reconocimiento del grado de dependencia que se efectuará mediante resolución expedida por la Administración competente, donde resida el solicitante y tendrá validez en todo el territorio del Estado español.

5. Seguidamente, se hará una elaboración del Programa Individual de Atención (PIA)en el que se determinarán las modalidades de intervención más adecuadas a las necesidades del solicitante, entre los servicios y prestaciones económicas previstos en la resolución para su grado.

6. Se llevarán a cabo las revisiones. Las prestaciones podrán ser modificadas o extinguidas en función de la situación personal del beneficiario, cuando se produzca una variación de cualquiera de los requisitos establecidos para su reconocimiento

7. Por último, se dictará la resolución del procedimiento del reconocimiento de prestaciones en el que en un plazo de más o menos seis meses el interesado o su tutor legal recibirá un correo certificado.