Alboroque

  • Diario Digital | miércoles, 21 de octubre de 2020
  • Actualizado 03:03

Tapas con "cinco sentidos"

Bares y restaurantes de Murcia, Caravaca de la Cruz y Cartagena participan en la 1ª Semana Internacional de la Neurociencia.

Logo 'Tapas con Cinco Sentidos'
Logo 'Tapas con Cinco Sentidos'
Tapas con "cinco sentidos"

Del 30 de octubre al 5 de noviembre la Región de Murcia ha sido sede de la I edición de la Semana Internacional de la Neurociencia, un evento organizado por Union Consulting Group, la delegación en España de la Asociación Educar para el Desarrollo Humano, Educar en Neurociencias de Argentina, presente en numerosos países de América y Europa.

Durante estas dos semanas, y con motivo de este evento, se ha celebrado en Murcia la primera “Ruta de la tapa neurológica”. Los murcianos y murcianas han podido disfrutar de múltiples actividades relacionadas con el mundo científico y neurológico: pasarelas de moda, proyección de películas, cineforum, charlas, conferencias y, como no podía ser de otra manera en la “huerta de España”, de una ruta de la tapa muy especial.

Puede resultar un tanto extraño entrar a una taberna o restaurante murciano y pedir una “Dopamina”, pero esta es precisamente uno de los encantos de estas tapas, todas deben tener un nombre relacionado con la neurociencia. Estrella, gerente del restaurante La Bodega en Caravaca de la Cruz, explica la dificultad que supuso asignar un nombre a la elaboración: “No tenemos mucha idea en el ámbito científico, nos tuvimos que documentar para encontrar un término que tuviese relación con nuestra tapa, hasta que lo encontramos”. Su “dopamina” gastronómica es una pasta con morcilla, canela, nuez moscada y salsa de manzana. “La prioridad es emplear ingredientes que gusten mucho en nuestra región, como la morcilla, la cual es la estrella de nuestra tapa”.

La importancia de las percepciones

Esta gran fiesta gastronómica ha ocupado muchos de los pueblos y ciudades de nuestra comunidad: Murcia capital, Bullas, Mula, Cehegín, Cartagena, Alcantarilla y Caravaca de la Cruz (aprovechando la celebración del año jubilar), han sido, en sus diferentes establecimientos, los pioneros de esta primera edición de la “Tapa con cinco sentidos”. Precisamente y como su nombre indica, otra característica de estos platos tan complejos es la importancia de las percepciones sensoriales, que se convierten en la base diferencial de esta ruta de la tapa frente a otras tantas celebradas en nuestro país. El objetivo es fomentar la creatividad dentro de las cocinas y dar a conocer la frescura y riqueza de los productos autóctonos a los visitantes.

Tapa de 'Keki de Sergio Martínez'
Tapa de "Keki de Sergio Martínez", fotografía de liceodeneurociencia

Los cocineros y pinches de La barra del torrao en Murcia, La torre de Alfonso X El Sabio, también en la capital, o D´gusta en Caravaca, han tenido que dar una vuelta más a sus platos tradicionales e ingeniárselas para conseguir unas recetas originales y creativas para convertirlas en auténticas fórmulas científicas.

Restaurante 'La barra del Torrao'
Restaurante "La barra del Torrao", fotografía de liceodeneurociencia

Todo el que quiso aventurarse en probar estas comidas tan especiales, tuvo además la responsabilidad de valorarlas, ya que el público era el encargado de preseleccionar, mediante su voto, las mejores tapas que posteriormente serían valoradas por el jurado.

“Participamos para que se nos conozca más y colaborar con esta bonita iniciativa que sirve para culturizar un poco más nuestra Región”, son las palabras de Mariano Nicolás, dueño del restaurante El Churra en Murcia. El Churra, un local muy valorado y apreciado en la ciudad, ha tenido que transformar su exquisito Cordero a la brasa, en lo que ellos han denominado como “Golgi”, en referencia al aparato de Golgi (Orgánulo presente en todas las células eucariotas), una tapa integrada por cordero deshuesado, pasta brick y escabeche que no dejó indiferente a nadie. “Una nueva forma de ver lo de siempre”, afirma Mariano.

Restaurante 'El Churra'
Restaurante "El Churra", fotografía de liceodeneurociencia

Otra circunstancia que hizo de esta, una ruta atípica, fue la ausencia de carteles promocionales en los lugares participantes con el típico “Ruta de la Tapa”. En su lugar, cada local luce un vinilo con el nombre de todos los organismos que apoyan el evento. El objeto de esta decisión por parte de la organización es que su exposición perdure más allá del 1 de noviembre y pueda mantenerse durante todo el año, hasta la próxima edición, sin dar lugar a confusión con posteriores actividades similares.

No solo de tapas se han compuesto estas jornadas gastronómicas, sino que muchos menús nuevos y extravagantes han crecido en los restaurantes murcianos. Uno de estas nuevas creaciones ha tenido lugar en La fragua del vulcano, donde por dieciocho euros, los curiosos y atrevidos visitantes han podido probar ensaladas con anchoas y Katsoubushi, bacalao con brandana o secreto de chimichurri al losper.

Un jurado de altura

La primera ruta de la “Tapa cinco sentidos” concluyó con la entrega de un premio en metálico al ganador por valor de 200€ tras la elección de la mejor tapa realizada.

El Congreso reunió a grandes especialistas renombrados, entre ellos, la consultora gastronómica y escritora, Natividad Aznar, los cuales se encargaron de degustar las tapas más puntuadas por el público días anteriores.

Como hemos podido comprobar, esta primera ruta de la tapa tan científica no tiene como objetivo de sus participantes el dinero del premio, sino que ha servido como escaparate para darse a conocer o hacer crecer su reputación para algunos valientes que se han adentrado, dentro de sus cocinas, en la neurociencia y que serán reconocidos por ser los primeros en hacer posible que Murcia sea un lugar más rico gastronómica y científicamente.