Alboroque

  • Diario Digital | martes, 29 de septiembre de 2020
  • Actualizado 00:04
Daniel Elisa Saura
Arte
Alejandra koré, estudiante de último curso en Técnico superior de maquillaje

“El Contouring no fue creado para salir de fiesta, de paseo o para una jornada laboral… Pero si lo utilizas para ello, estaría bien una conciencia básica de que se trata de caracterización”

24837276_1575906985807693_4294376889960839216_o

Alejandra Koré es estudiante en el centro de enseñanza y estética Nefer Center de Murcia. Con ella nos aventuramos en la temática del maquillaje como arte, profundizando y reflexionando sobre una técnica que se ha hecho viral: el visagismo. Puede que con esta palabra no hayáis caído en la cuenta de lo que estamos hablando pero ¿y si digo contouring? Contouring es la técnica que tantas veces hemos podido ver en los videotutoriales de diversas redes sociales, con la que aplicando trazos oscuros y claros de maquillaje, puede conseguirse impresionantes diferencias faciales respecto a una cara natural.

El maquillaje como rama de la estética, podemos subdividirla en dos: Maquillaje social, con fines estéticos dentro de unos límites estipulados en lo que conocemos como los cánones de belleza, y el Maquillaje artístico, que es aquel que pretende materializar cualquier tipo de  idea, sentimiento o emoción con unas técnicas y creatividad mucho más diversas y libres. El maquillaje social, tal como dice la teoría, busca decorar o resaltar aquellos rasgos favorecedores de un rostro pero nunca transformar, que es el objetivo del maquillaje artístico, en el que entraría la modalidad del contouring como técnica utilizada en caracterización.

Espero que conocer más sobre esta técnica, su historia y el boom actual, os suscite tanto interés como a mi:

Arte
Lidó Rico, arte hecho por y para el hombre
“La historia del arte dijo: Aparece la fotografía, ¿ahora dónde hay que buscar? Hay que buscar para adentro.”
Lidó Rico. Foto: Catálogo exposición

“La historia del arte dijo: Aparece la fotografía, ¿ahora dónde hay que buscar? Hay que buscar para adentro.”

Un 30 de noviembre nublado, húmedo y de suelo encharcado, crea una inusual atmósfera en la ciudad, más que propicia para adentrarnos en el interior del Museo Regional de Arte Moderno (MURAM), ubicado en Cartagena. Corpus le da nombre a la exposición artística, que de haber precisado de alguna otra palabra para ser presentada, esta hubiese sido casi con seguridad: Mente. Porque la obra de Lidó Rico (Yecla, 1968), a quién nos encontramos en el interior del edificio, es visual y materialmente cuerpo, pero es aún más, un canal abierto a la esencia del hombre, la intimidad, los conflictos, los miedos, y en definitiva, la verdad y la vida.

Arte
El director de Cecilio Pineda traspasa la saga familiar, de afición a profesión

“Jugando a ser otro te encuentras contigo mismo, parece surrealista pero es cierto”

 

Julio Navarro Albero proviene de una larga tradición de artistas teatrales. Así lo muestra la compañía familiar Cecilio Pineda que inició su bisabuelo en 1907, y que mantiene la inaudita tradición de, cada noviembre, representar el Don Juan Tenorio en el preciado Teatro Romea de Murcia. Una obra que ya en pocas Comunidades de España se representa.

Con una estética y puesta en escena cuidadas, la compañía ha sido invitada a lugares fuera de la región como Alcalá de Henares, y ha sido noticia en la televisión, radio y prensa nacional. “Solo nos reunimos para realizar la obra de Don Juan Tenorio, ahora que llevo la compañía he querido darle un estilo más profesional, con actores externos a la saga familiar”, dice el director de Cecilio Pineda.

Albero es actor profesional en el grupo Alquibla Teatro. Desde 2003 lleva realizando con ellos clásicos como Bodas de sangre, Cyrano de Bergerac, Las bodas de Fígaro, La malquerida… y recientemente estrenaron Los caciques. Combina su profesión con la enseñanza no formal, como educador de ocio y tiempo libre, algo que, sin duda,  mantiene un vínculo estrecho con la espontaneidad, la libertad y la sensibilidad que precisan las artes escénicas.

Durante la entrevista hablamos de la relación entre los jóvenes y esta forma de entretenimiento, que bien puede ser considerada también una forma de terapia personal cuando es ejercida: