Alboroque

  • Diario Digital | lunes, 18 de octubre de 2021
  • Actualizado 09:30
aficion
Arte
El director de Cecilio Pineda traspasa la saga familiar, de afición a profesión

“Jugando a ser otro te encuentras contigo mismo, parece surrealista pero es cierto”

 

Julio Navarro Albero proviene de una larga tradición de artistas teatrales. Así lo muestra la compañía familiar Cecilio Pineda que inició su bisabuelo en 1907, y que mantiene la inaudita tradición de, cada noviembre, representar el Don Juan Tenorio en el preciado Teatro Romea de Murcia. Una obra que ya en pocas Comunidades de España se representa.

Con una estética y puesta en escena cuidadas, la compañía ha sido invitada a lugares fuera de la región como Alcalá de Henares, y ha sido noticia en la televisión, radio y prensa nacional. “Solo nos reunimos para realizar la obra de Don Juan Tenorio, ahora que llevo la compañía he querido darle un estilo más profesional, con actores externos a la saga familiar”, dice el director de Cecilio Pineda.

Albero es actor profesional en el grupo Alquibla Teatro. Desde 2003 lleva realizando con ellos clásicos como Bodas de sangre, Cyrano de Bergerac, Las bodas de Fígaro, La malquerida… y recientemente estrenaron Los caciques. Combina su profesión con la enseñanza no formal, como educador de ocio y tiempo libre, algo que, sin duda,  mantiene un vínculo estrecho con la espontaneidad, la libertad y la sensibilidad que precisan las artes escénicas.

Durante la entrevista hablamos de la relación entre los jóvenes y esta forma de entretenimiento, que bien puede ser considerada también una forma de terapia personal cuando es ejercida: